Ha surgido un movimiento que vive diferente, que ha hecho de La Tierra no sólo su hogar, sino también su pasión. 

Personas de acción que están dispuestos a diseñar pensamientos y hábitos que les permite ser habitantes de cambio y motivación hacia un mundo donde el humano y la naturaleza cohabitan de manera sostenible. 

Y si estás aquí es porque tú quieres ser uno de ellos. 

No importa si tus amigos creen que has perdido la cabeza -cada vez que rechazas un popote-, si tus padres dicen que así ha sido siempre -cuando echan la basura al bote sin ni siquiera segmentarla- o si tu jefe dice que la economía es antes que la ecología -sosteniendo que los productos se encarecen y nadie los pagará-.

Como dijo Víctor Hugo, “no hay nada más poderoso que una idea cuyo tiempo ha llegado”.   

…O como a mí me gusta decir: ten cuidado con lo que pides porque se te dará. 

Así que imagina y piensa en grande que la ilusión le hace frente a los retos.

Soy Mariana Gasca, mexicana de nacimiento, ciudadana del mundo por elección y, según dicen, una experta de la economía circular.

Mi misión es que la economía circular llegue hasta el comercio más pequeño, que sea comprensible y accesible, romper los mitos del reciclaje, del usar y tirar, que el modo de vida cero residuos sea lo cotidiano, superando malos hábitos, sin caer en el “green washing”, con información necesaria, pero sobre todo con un plan de acción.

Colaborar en Brisbane Tool Library me abrió el camino de poder desarrollar mi profesión acorde a mis valores personales. Una librería de herramientas, equipo de camping o de deportes extremos, máquinas de coser, etc. 

Tocaba explicar a los habitantes de Brisbane la economía del compartir y reparar, acompañada de un consumo moderado. Tal ha sido el éxito que hoy día se encuentra ubicada en pleno centro de la ciudad, en la biblioteca principal. 

 

Como diseñadora industrial, me cuesta pasar desapercibidos todos los procesos de producción, el derroche de materiales, el uso excesivo de energía y medios utilizados para la creación de productos desechables o con vida útil definida. 

Al igual que en Marketing, nos enseñan a crear necesidades, gracias a lo cual infinidad de productos se han inventado a lo largo de tantas guerras y de tantas “revoluciones” industriales. Todo a costa del planeta y su naturaleza.

Estamos viviendo la cuarta revolución industrial y el principio básico de la economía circular dice que es el diseño quien tiene la responsabilidad; y tiene sentido, el monstruo sólo puede ser vencido con su propio veneno. 

Ahora toca diseñar en base a las necesidades del planeta, aunque también necesitamos que el consumo de todos sea pensado, planeado, realmente necesario y en empresas sostenibles. 

¿Te quedaste con ganas de saber más? 

Soy la tercera de cuatro hermanas, nací en la Ciudad de México, he vivido en Australia y por tercera vez actualmente vivo en Madrid, España. 

Estoy casada desde julio del 2014. Gracias a Álvaro y su veganismo me di cuenta del impacto medioambiental de los procesos de producción y el maravilloso mundo del empaque, y es que no me hacía sentido evitar la pesca si al final terminaba en el mar el empaque de tofu. Así fue que desde 2015 llevo una alimentación basada en plantas y una vida “zero waste”. 

Claro, nunca va a ser perfecto o libre de culpa, pero sí que podemos identificar qué es lo más sano para el medio ambiente.

¿Te animas a día a día diseñar una vida sostenible?

Me hace feliz poder ayudar a otras personas, sobre todo las que están pasando por lo que yo he vivido; no es fácil ser “el verde” del equipo. 

Escríbeme si puedo ayudarte en tu proceso hacia una vida con menos basura o si quieres implementar economía circular en tu empresa. 

O tal vez  si quieres contarme tus avances o simplemente para decir ¡Hey, aquí hay otro bicho verde!

 

Economía Circular Comunicación y Asesoría