Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
mercados LOCALES enero

Mercados Locales 

Enero semana 1

De lo que más me gusta es lo poco que utilizan.

  • No usan luz: El 99% de los mercados locales son por la mañana y a lo mucho terminan a las 5 de la tarde. Es genial cuando vivimos con la luz solar. A diferencia de los supermercados que están hasta en la noche y a veces 24 horas.
  • No utilizan refrigerador: El 90% de lo que venden es local, por eso su nombre :P. Los productos no viajan alrededor del mundo refrigerados y en los puestos lo tienen a temperatura ambiente. Así que menos electricidad y menos combustible.

Pasamos nuestro último invierno sin refrigerador, así que todo lo que tenga que ver con prescindir de este electrodoméstico simplemente nos encanta.

  • No usan plástico: Sí que hay algunos que por querer venderte más, hacen paquetes con “ofertas”, pero es nuestro dinero, nosotros decidimos. Si esto pasa en tu mercado local, habla con el responsable y explícale que esas bolsas de plástico estarán por los siglos de los siglos y nos afecta a todos.Por lo general no lo hacen a propósito si no por falta de información, así que comparte con ellos y te aseguro dejaran de hacerlo y si no, cambia de puesto, que tampoco tenemos que «evangelizar» a los que no quieren.
  • No dan tickets de papel térmico: Sí ese “inofensivo” papel en donde viene los cantidades que has comprado y pagado, tiene Bisfenol-A (BPA) o Bisfenol-S (BPS) estos disruptores endocrinos a los que tanto huimos en los tuppers de plástico.
  • No tienen carritos: Todos esos carritos metálicos o canastas con ruedas mundialmente no sirve ni uno, andan para donde quieren. ¿En qué basurero terminarán todos ellos? En los mercados locales echas directamente todo a tu propio carrito o bolsa.

NOTA: Recuerda llevar tus bolsas de tela reutilizables.

mercados-locales

Jabón en barra al peso ¿a que son increíbles? Huelen genial, visualmente te invitan a bañarte en ese mismo momento, en especial esos que no vienen envueltos en plástico.

Sin duda, también estamos los que preferimos reutilizar los últimos botes de shampoo que compramos y rellenarlos en tiendas específicas o por ejemplo, hacer tu propio shampoo en casa.

¿Aún no te has convencido de visitar tu mercado local?

¡Únete al cambio!

Economía Circular Comunicación y Asesoría