Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest
abril recetas veganas

Más comida, menos desperdicio 

Abril semana 4

Entre lo que he leído y estudiado estos días de estar en casa, te quiero compartir que hay un Plan Europeo llamado “Green New Deal” en donde se está destinando la cantidad de un billón de euros administrables desde 2021 hasta el 2030. 

Este plan es para la lucha contra el cambio climático, en conjunto con los ODS y la agenda para el 2030, abarcan temas principales como:

  • Energías renovables e hidrógeno.
  • Transporte y movilidad.
  • Inversión en naturaleza. 
  • Economía Circular.
  • Alimentación a base de plantas.

Además que en este mes estamos hablando de alimentación, quiero abordar el tema antes que los otros, porque es la manera más rápida y tangible de aportar a la economía circular, ya que comemos mínimo tres veces al día. 

Sí que de unos años para acá se han concientizado muchas más personas, aún sigue pareciendo lejano, como si estuviera en manos del gobierno y de las empresas, lo cual es lo más alejado de la realidad. 

Nosotros mismos desde hoy podemos empezar con acciones contra la emergencia climática, que nos solicita una dieta sana basada en plantas y la reducción del desperdicio de comida y desechos orgánicos. 

Este mes estoy cumpliendo 5 años llevando una dieta basada en plantas, y si hace 5 años me hubieran dicho que el gobierno, las empresas y organizaciones se pronunciarían a favor de ella no lo hubiera creído; vaya, ni de lejos. 

No estoy aquí para quererte convencer que dejes de comer carne, pero sí que consideres en bajar la cantidad de productos y derivados de animal. 

Cada vez que consumimos una proteína animal tarda tres días en salir de nuestro organismo, es decir, que si hoy consumimos, mañana consumimos y al siguiente día consumimos, aún no hemos sacado lo del día uno y seguimos sumando.

La proteína animal abarca lácteos y huevos. Mucha gente dice que sólo come carne a la tarde, y no es así si desayunamos huevos, a la tarde pollo o pescado y a la noche un yogurt. 

Si lo vamos desglosando nos damos cuenta que todo lo anterior es proteína animal.  No es necesario dejarlo de tajo, pero si cambias a la mañana unos pancakes sin huevo, leche y mantequilla, y en la noche un yogurt de soya, entonces a la tarde ya tienes “libre” para proteína animal.

Todo esto te lo digo para que veas que hay soluciones. Lo importante es ir mejorando paso a paso porque sí está en nuestras manos. Al final se ve reflejado, no sólo en el medio ambiente, sino en nuestro cuerpo, en nuestra salud. 

La industria de la carne es la más contaminante del mundo. 

Fruta imperfecta 

Independientemente del impacto que tiene la ganadería, quiero enfocarme en el sector de la agricultura; en todos los desechos que hay en él porque por ejemplo la fruta no cumple los estándares de perfección.

Las piezas que no tienen el tamaño o la forma establecida se tiran. No obstante, existen algunas empresas que las venden a un precio menor.

A pesar de no ser perfectas debemos tener en cuenta que poseen los mismos nutrientes.

Acción 

Podemos pedir a las verdulerías que se abastezcan con este tipo de frutas y verduras. Digámosles que estamos enterados de esto y que estamos dispuestos a comprarlas.

Pongamos el énfasis en los comercios locales que son quienes están en contacto más directo con los productores locales. De esta manera, potenciamos los canales cortos de comercialización.

Todo esto ocurre antes de llegar a nuestra casa, pero qué pasa cuando compramos de más, cuando somos nosotros los que depositamos la comida en el bote de la basura.

En algunos países ya están ofreciendo a la venta «frutas imperfectas».

Menú semanal 

Te propongo que hagamos un calendario de lo que vamos a cocinar semanalmente y los ingredientes que vamos a necesitar. Aunque lo hago mensual -por eso en el ejemplo dice semana 4-, prefiero desglosarlo en semanas para enfocarme mejor. Aquí puedes descargar la plantilla. 

Empecé a hacer esto porque nos ayuda a comer más balanceado, sino inconscientemente tendemos a comer carbohidratos y gastamos menos comprando solo lo necesario.

Esta es una lista de la compra que me sirve para corrobar los ingredientes que ya tengo en casa o los que necesito comprar.  

Pongo 6 platos en lugar de 7, y un día cocino más cantidad o por si un día comemos fuera de casa; cuando se puede salir.

Por supuesto, todas las recetas son veganas, no sólo se come tomate y lechugas, o si quieres poner tus propias recetas perfecto. 

Todas estas son de danzadefogones.com que son buenísimos. También me gusta delantaldealces.com, cocina vegan fácil en YouTube, comida asiática que soy fan total en el instagram de WoonHeng y para postres 365cleaneats en instagram y nadiashealthykitchen.com.

Productos prohibidos:

  • Harina refinada.
  • Pasta refinada.
  • Arroz blanco.
  • Azúcar blanco/moreno.
  • Sal refinada.
  • Aceite de girasol o de etiqueta «vegetal».
  • Salsa de soja.
  • Pan blanco.
  • Pan dulce.
  • Refrescos.
  • Jugos de bote.

Sustitutos saludables:

  • Harina de «Trigo» Sarraceno, Espelta, Centeno, de germinados.
  • Pasta sin gluten.
  • Arroz integral.
  • Azúcar de Coco o Panela.
  • Sal Rosa.
  • Aceite de Oliva, Sésamo, Aguacate, o de Coco para cocinar.
  • Pan Integral o de Germinados (con mermelada sin azúcar).
  • Kombucha.
  • Jugos naturales de verduras o de frutas.

Batch cooking

Así como gestionamos la comida, podemos hacerlo con el tiempo y el batch cooking es la solución para no invertir horas y horas en la cocina. 

Consiste en cocinar un día todo lo de la semana y separarlo en tuppers con una etiqueta del día de la semana que lo vamos a comer.

De este modo también racionamos lo que comemos. Muchas veces “repetimos” o nos servimos más cantidad. Al tener la comida ya designada por día vamos a comer la cantidad que nos deje saciados sin caer en excesos, al final todo es salud. 

Ya vimos cómo evitar el desperdicio de una fruta nueva y entera.

En el caso de las verduras, si compramos orgánicas, la piel la podemos guardar y después hervirlas y hacer un caldo. 

Esto sólo lo podemos hacer con verduras orgánicas porque en la piel es en donde se impregnan los químicos y debemos evitarlos.

Vinagre de cítricos  

Las cáscaras de los cítricos como la naranja, la toronja, la mandarina o el limón, se ponen en una garrafa de plástico reutilizado, se guarda en un lugar oscuro y se saca al sol casi todos los días, pasado un mes tenemos listo el vinagre, que además huele increíble.

De esta manera, evitamos comprar y comprar y comprar y comprar botellas de plástico. Te dejo aquí toda la información de cómo limpiamos en casa sin empaques. 

Composta

 

Por último, nos quedan residuos como los corazones de manzanas o peras o cáscaras de plátano, que no tienen un segundo uso. Estos residuos se compostan. 

Al mandar todo esto a un vertedero se va fermentar, atraer animales, generar mal olor y enfermedades. En cambio sí se compostan, esta tierra -que encima huele delicioso- la podemos usar en nuestro propio huerto o plantas. 

Se puede hacer con lombriz californiana (Eisenia fetida), con activador bokashi o directamente en la tierra si tienes jardín. 

Una gran acción social es compostar. También se puede hacer con los vecinos de tu edificio, de tu calle o de la colonia y después hasta pueden hacer un huerto comunitario o vender ese humus e invertirlo en necesidades de la colonia. Economía colaborativa y autoabastecimiento. 

¿Qué opinas del método de poner en un calendario lo que vas a comer durante el mes?

¡Únete al cambio!

Economía Circular Comunicación y Asesoría