Comida viva para sentirte vivo

Las fundaciones, la economía circular y lo que comemos están relacionados con el zero waste. Debemos tener conciencia que cada acto y compra impacta tanto social como ecológicamente.

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on pinterest

Había pensando en comprar un colador para hacer germinados -llevo 7 años sin colador- para que crecieran más porque al dejarlos en el frasco se limita el tamaño. Pero adquirir un producto sólo para un uso específico como que no me convencía.

Es increíble cómo tus pensamientos atraen sucesos o acciones. Gracias a Brisbane Tool Library, en dónde somos voluntarios, pudimos acudir a una macro venta de cosas de segunda mano. No podíamos creernos que en una ciudad tan pequeña (2 millones de habitantes) se desecharan tantos productos, y claro a mayor poder adquisitivo más derroche… pero esa sí ya es otra historia.  

Esta macro venta anual es organizada por fundaciones en donde lo que se vende se dona a diferentes causas. Poner nuestro granito de ayuda nos llena de satisfacción, ya que ahora tenemos no uno, sino tres coladores super útiles que hemos evitado vayan al basurero, ya que todo lo que no se vende se tira.

Tal vez digas qué tiene que ver las fundaciones y la economía circular con los germinados. Para mí tiene mucho que ver con el zero waste. Debemos tener conciencia que cada acto y compra impacta tanto social como ecológicamente.

La magia de los germinados

Desde siempre he comido germen de trigo. Mi mamá me lo mandaba de lunch con limón y chile. Cuando dejé de comer carne y todo el mundo me cuestionaba las proteínas y demás nutrientes, decidí que tenía que comer lentejas. Nunca en mi vida las había comido y la verdad que no me gustan cocinadas. Así fue que llegué a la idea de cultivar nuestros propios germinados.

Asombroso cómo el alimentarnos con comida viva favorece nuestra salud:

  • Las proteínas complejas se transforman en aminoácidos simples.
  • La clorofila que se produce oxigena a las células. Recomendado también para la gente con anemia.
  • Alcalinizantes.
  • Anti-cancerígenos.
  • Sus propiedades se multiplican, vitaminas C y E y minerales: calcio, hierro, magnesio, fósforo.
  • Las grasas se transforman en ácidos grasos.
  • Retrasan el envejecimiento.

No los mezcles

Los germinados es como todo, cada especie tiene su proceso dependiendo también de la temperatura. Por eso no es recomendable mezclar diferentes tipos de semillas.

En climas calurosos y húmedos el proceso es más rápido. Hay que mantenerlos frescos y enjuagar con mayor frecuencia si es necesario.

Tiempo de remojo:

  • Alfalfa: 8 horas.
  • Alforfón ó Trigo Sarraceno: 15 minutos.
  • Almendras: 10 horas.
  • Arroz: 9 horas.
  • Avena: 8 horas.
  • Azukis: 6 horas.
  • Cebada: 7 horas.
  • Centeno: 8 horas.
  • Garbanzos: 12 horas.
  • Lentejas: 8 horas.
  • Maíz: 12 horas.
  • Mijo: 8 horas.
  • Quinoa: 2 horas.
  • Semillas de Calabaza: 8 horas.
  • Semillas de Girasol: 2 horas.
  • Semillas de Sésamo: 8 horas.
  • Trigo Kamut: 7 horas.
  • Trigo: 7 horas.

Obviamente siempre vamos a preferir semillas, legumbres o granos orgánicos.

Manos a la obra

Preparar tus propios germinados es muy sencillo:

  1. Dejar en remojo las semillas, legumbres o granos en un lugar seco y oscuro.
  2. Pasado el tiempo necesario, se enjuagan y escurren y se dejan inclinados en un frasco con una malla o poner directamente en un colador, de preferencia plano.

*Es importante que el frasco sea lo suficientemente grande para que el germen crezca y tengan aire, de lo contrario tendrán moho o en exceso de agua hongos.

  1. Se enjuagan a la mañana y a la noche y aproximadamente al tercer día -depende si son lentejas, guisantes, etc.- se verán claramente como empiezan a crecerle hojitas.
  2. Para ayudar a la producción de clorofila se dejan tomando luz solar indirecta, lo que aumenta la cantidad de vitamina C.
  3. Se pueden guardar en el refrigerador escurridos y secos, yo prefiero seguirlos creciendo al aire libre.

Cómo consumirlos

La verdad que en ensalada con limón y sal es suficiente. A mí me gusta hacer cantidades grandes de germinados y los mezclo en un jugo en el extractor con otras verduras.

Otra opción muy recomendable es preparar un hummus de germinados:

  • 2 tazas de lentejas germinadas.
  • El jugo de un limón.
  • ½ cucharadita de comino en polvo.
  • ¼ cucharadita de pimentón en polvo.
  • ¼ cucharadita de cebolla en polvo.
  • ½ cucharadita de sal (siempre evitar refinados).
  • 1 cucharada de tahini (opcional).                                                                                                              

Comparte esta receta para que cada vez más gente consuma comida viva y déjanos tu opinión al respecto.

¡Únete al cambio!

Este blog está escrito en base a nuestras experiencias y aprendizajes que hemos adquirido a través de los años. 

Recuerda que cada cuerpo y hogar es único y requiere diferentes tiempos y soluciones.

Beat the Waste, es un camino de transformación holístico hacia una vida minimalista y saludable.